lunes, 13 de abril de 2009

Recusación a la ministra de cultura.

La Asociación de Internautas ha pedido la "recusación" de la nueva ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, de la que considera que carece de "aptitud, imparcialidad y neutralidad" para desempeñar su cargo.

Así, la asociación cita la 'Ley 5/2006, de 10 de abril, de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado' (PDF), y cita algunos artículos como argumentación a su petición.

Así, el artículo 4 dice que hay conflicto de intereses cuando los altos cargos intervienen en las decisiones relacionadas con asuntos en los que confluyen a la vez intereses de su puesto público e intereses privados propios, de familiares directos, o intereses compartidos con terceras personas.

Además, según el artículo 7.1, "quienes desempeñen un alto cargo vienen obligados a inhibirse del conocimiento de los asuntos en cuyo despacho hubieran intervenido o que interesen a empresas o sociedades en cuya dirección, asesoramiento o administración hubieran tenido alguna parte ellos, su cónyuge o persona con quien conviva en análoga relación de afectividad, o familiar dentro del segundo grado y en los dos años anteriores a su toma de posesión como cargo público".

Actividades recientes

La asociación recuerda que Ángeles González-Sinde ha estado al frente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España (AACCE) desde Diciembre de 2006 hasta la fecha de su nombramiento, cuyo vicepresidente está al frente de DAMA (entidad de gestión de Derechos de Autor de Medios Audiovisuales).

González-Sinde también ha sido presidenta de ALMA (sindicato de Autores Literarios de Medios Audiovisuales), mientras que su padre, José María González-Sinde, fue fundador tanto de AACCE como de ALMA. Tanto el hermano de Ángeles González-Sinde como su tio pertenecen en la actualidad a AACCE.

Asimismo, la ministra es administradora de dos empresas, una de ellas con domicilio social en su propio domicilio particular, cuyos objetos sociales se enmarcan dentro del los CNAE 9211 y 9212 (referidos todos ellos a actividades empresariales cinematográficas).

La AI apunta que la ministra "tendrá que inhibirse en muchísimos supuestos por existir conflicto de intereses", ya que tiene "desde antiguo intereses personales y familiares directos con todo lo relacionado con la industria del cine y la gestión de los derechos de autor".

Toda la noticia: El Mundo